Cómo desplegar una aplicación PHP en un servidor web

Despliegue en servidores web

Introducción

Desplegar una aplicación PHP en un servidor web puede resultar complicado para aquellos que no tienen experiencia en el área. Sin embargo, este proceso es fundamental para poder ejecutar la aplicación en un entorno online. En este artículo, te explicaremos los pasos que debes seguir para conseguirlo.

Paso 1: Adquirir un Servidor Web

El primer paso para desplegar una aplicación PHP es tener un servidor web donde alojarla. Hay muchas opciones para adquirir un servidor web, desde servicios gratuitos hasta soluciones de alta gama con precios elevados.

Para aquellas personas que desean comenzar con una solución gratuita, existen opciones como 000webhost o FreeHosting. Estos servicios te permitirán alojar tu aplicación de forma gratuita, pero también pueden incluir publicidad en tu página.

Si necesitas una solución más profesional, podrías considerar opciones como Amazon Web Services (AWS) o Microsoft Azure. Ambos servicios son pagados, pero ofrecen una gran cantidad de funcionalidades avanzadas, como balanceo de carga, escalabilidad y seguridad avanzada.

Paso 2: Configurar el Servidor Web

Una vez que has adquirido un servidor web, deberás configurarlo para que pueda alojar tu aplicación PHP. En primer lugar, tendrás que instalar un servidor web en el servidor. Las opciones más utilizadas son Apache y Nginx.

Una vez que hayas instalado el servidor web, deberás configurarlo para que pueda ejecutar código PHP. Para hacer esto, tendrás que instalar un intérprete de PHP. Los dos intérpretes PHP más populares son PHP-FPM y OPcache.

Finalmente, deberás configurar tu servidor web para que pueda alojar tu aplicación PHP. Esto implica la creación de un archivo de configuración de servidor web, que especifica la ruta a la raíz del sitio y cómo el servidor web debe manejar solicitudes específicas.

Paso 3: Subir la Aplicación a tu Servidor Web

Una vez que has configurado tu servidor web para alojar tu aplicación PHP, el siguiente paso es subir la aplicación a tu servidor web. Hay varias formas de hacer esto, como el uso de un protocolo de transferencia de archivos como FTP o SFTP, o mediante el uso de la línea de comando con herramientas como OpenSSH.

Paso 4: Configurar la Base de Datos

Si tu aplicación PHP utiliza una base de datos, deberás configurarla en tu servidor web. Puedes utilizar un motor de base de datos como MySQL o PostgreSQL.

Para configurar la base de datos, deberás crear una base de datos y un usuario con permisos para acceder a la base de datos. A continuación, deberás configurar tu aplicación PHP para que se conecte a la base de datos utilizando la información de inicio de sesión del usuario.

Paso 5: Verificar la Aplicación

Una vez que hayas subido tu aplicación PHP y configurado la base de datos, el siguiente paso es verificar que todo esté funcionando correctamente. Puedes hacerlo abriendo un navegador web y navegando a la URL de tu sitio web.

Si encuentras algún problema, puedes revisar los registros de error del servidor web o de PHP para obtener más información sobre el problema.

Conclusión

Desplegar una aplicación PHP en un servidor web puede parecer abrumador al principio, pero siguiendo estos pasos habrás logrado realizar el proceso con éxito. Es importante recordar que, una vez que la aplicación esté en funcionamiento, deberás asegurarte de mantenerla actualizada y segura para evitar problemas en el futuro.